Close
VAPORIZADOR FACIAL CON OZONO Ver más grande

Vaporizador facial de ozono

MR-1870

Nuevo

Vaporizador Facial con Ozono, apto para aromaterapia es muy funcional para la limpieza de células muertas, abrir los poros, liberar las toxinas de la piel, suavizar las arrugas.

Activa la circulación sanguínea, mejora el metabolismo y humedece y renueva la piel.

Características:

Pie con cinco ruedas giratorias. 

Capacidad del deposito 600 c.c.

Tensión no

Más detalles


rating Ver las 8 opiniones
Valoración media: 8/10 - Nº valoraciones: 8

Más información

Este vaporizador  convierte agua en vapor de agua y en ozono. La máquina dispone de un depósito de agua y una resistencia eléctrica para calentarla. El vapor sale de manera controlada por un difusor, que debe ser ubicado sobre la zona a tratar. Cuando se activa la generación de ozono, en el interior del aparato una lámpara ultravioleta convierte el O2 (Oxígeno) en O3 (Ozono), que es expulsado a continuación por el difusor.

El vapor, que sale lentamente y sin goteos, genera una sensación agradable y múltiples efectos positivos sobre la piel.

Los tratamientos a base de ozono purifican y oxigenan la piel, no solamente del rostro sino también del cuerpo. El vapor tiene los siguientes beneficios:

  • Abre los poros, facilitando la salida de espinillas, puntos negros, restos de maquillaje e impurezas.
  • Purifica e hidrata la epidermis.
  • Relaja los músculos, sensación de bienestar.
  • Estimula el funcionamiento glandular, ayudando a la eliminación de toxinas.
  • Favorece la circulación sanguínea y despeja los conductos nasales.

Además, el vapor de ozono tiene dos efectos importantes:

  • aumenta la oxigenación de los tejidos y a nivel celular
  • efecto bactericida y germicida; ayuda a eliminar bacterias y purificar la piel en profundidad.

Se puede usar para muchos tratamientos:

Tratamiento de limpieza facial

Para realizar limpiezas profundas del rostro, a menudo acompañado con el uso de lociones adecuadas para estos tratamientos.

Tratamiento de aromaterapia

Algunos vaporizadores cuentan con un pequeño depósito para aceites esenciales. Este esenciero se encuentra en el cabezal, junto al difusor por el que sale el vapor.

Con este tratamiento, que se puede usar de forma separada o como complemento de otro tratamiento, se genera un clima agradable. La microdifusión de esencias, es decir, una sesión de aromaterapia, relaja profundamente y genera una sensación de bienestar.

Tratamiento herbal

Algunos vaporizadores de alta gama incluyen un pequeño compartimento en el que se pueden añadir hierbas medicinales o aromáticas. De esta manera, se logra sumar los efectos de dichas plantas a los beneficios del vapor de agua y el ozono.

En este caso, el compartimento para las hierbas se suele ubicar dentro del depósito y cuenta con filtros adecuados para que ningún elemento sólido entre en el mecanismo y lo obstruya.

Complemento de otros tratamientos

El vapor abre los poros y facilita una limpieza profunda de la piel. Por este motivo, frecuentemente se usa el vaporizador para tratamientos de purificantes.

Además, también se usa en muchos otros tratamientos: como tratamientos de rejuvenecimiento facial, peeling, mascarillas, etc. En este caso, una vez terminada la limpieza, se usa el vaporizador para mantener los poros abiertos y así lograr una máxima penetración del producto y sus principios activos.

También se suelen usar técnicas de masaje circular o con cepillo para incrementar aún más la penetración del producto.

El tiempo de aplicación depende de cada tratamiento y de la zona a tratar, pero en general, se usa de 5 a 10 minutos en el rostro y de 10 a 15 min. en el resto del cuerpo. Como referencia general, se podrían realizar 5 sesiones semanales y luego una cada 22 días como mantenimiento, en todo caso depende del tratamiento realizado.

Contraindicaciones: no se recomienda su uso en pacientes con dermatitis o problemas de vasodilatación. Estos tratamientos se pueden usar con cualquier tipo de pieles, pero en pacientes con pieles sensibles o con poros muy dilatados, se recomienda reducir los tiempos de exposición, o bien, cubrir la zona afectada.

Componentes:

En general,  se compone de los siguientes elementos:

  • Depósito de agua. Debe tener la cantidad de agua adecuada según las instrucciones del fabricante. Asegúrese de que esté en la posición correcta y segura antes de encender la máquina. Además, tenga en cuenta que puede calentarse mucho cuando está en funcionamiento.
  • Unidad de control. Los vaporizadores más modernos incluyen una pantalla digital que permite controlar cómodamente diversos parámetros como la presión del vapor o usar un temporizador.
  • Cabezal difusor. Es un brazo por el cual sale el vapor. En los modelos de alta gama, el cabezal ofrece una gran libertad de movimiento, de forma que se pueda colocar en la posición más cómoda tanto para el paciente como para el profesional que aplica el tratamiento.
  • Esenciero. Algunos aparatos disponen de un depósito adicional para aceites esenciales que permitiría realizar tratamientos de aromaterapia.
  • Soporte móvil. Algunos vaporizadores vienen en un soporte con ruedas que permite desplazar el aparato cómodamente entre distintas cabinas de tratamiento.

  • Opiniones


  • Haz clic aquí para dar tu opinión


     el día 03/11/2016
     el día 22/04/2018
     el día 22/09/2016
     el día 22/02/2016
     el día 04/08/2017
     el día 19/07/2016
     el día 29/04/2018
     el día 30/03/2016
      

    30 productos más en la misma categoría:

    Close